Capítulo General

Federación Apostólica
de Familias Internacional
de Schoenstatt

Schoenstatt - Alemania 01 Septiembre 2022

Dias
Horas
Minutos

Federación Apostólica de Familias Internacional de Schoenstatt

Alegría de ser familia: Vivir y transmitir la fe en familia

Fundación: Considerando a la familia como célula germinal de todo orden saludable en la Iglesia y la sociedad, el Padre José Kentenich (1885 – 1968) funda la Federación de Familias en 1950 con un grupo de familias jóvenes, pensándola como una comunidad independiente dentro del Movimiento de Schoenstatt fundada en 1914.

Expansión: Aproximadamente 2.000 familias en todo el mundo pertenecen a nuestra comunidad. Vienen de 20 países: Alemania, Argentina, Austria, Bolivia, Brasil, Chile, Costa Rica, Ecuador, España, Estados Unidos, Hungría, Italia, México, Paraguay, Polonia, Portugal, Puerto Rico, República Checa, Sudáfrica y Suiza. En el plano internacional, la Federación de Familias es una  Confederación de comunidades territoriales.

Comunidad: La Federación Apostólica de familias internacional de Schoenstatt, es una comunidad familiar católica de matrimonios lideres, moderna, apostólicamente capacitada, con autonomía laical, dispuesta a participar con toda la Obra de Schoenstatt en la transformación mariana del mundo en Cristo.

Misión: La anima la convicción fundamental del Padre José Kentenich: una sociedad viable y solidaria se construye sobre la base de matrimonios sólidos y familias sanas, abiertas al futuro y que avalen la vida. El centro de su misión es por eso la renovación de la familia, para que su valor brille con mayor fuerza en la Iglesia y se en la vida de la sociedad.

Apostolado: El objetivo de la comunidad es la educación y la formación de personalidades cristianas en el sentido de apostolado laico católico, que asumen responsabilidades en la iglesia y en la sociedad y trabajan por los demás en un espíritu apostólico universal inspirado por el carisma del Padre Kentenich, para dar a la Iglesia y a la cultura del nuevo milenio un marcado rostro familiar. En todos nuestros esfuerzos y compromiso con los demás, el foco de atención está en la familia, la familia como iglesia doméstica.

Espiritualidad: Los matrimonios se esfuerzan por vivir su vocación laical en el espíritu de los consejos evangélicos, a partir del sacramento del matrimonio y de la Alianza de amor con María como madre y educadora confiando en la divina providencia. Son miembros de una pequeña comunidad para toda la vida, cuyo objetivo es la autoeducación y el crecimiento en su vocación a la santidad. Siguen un camino espiritual formativo, inspirada por ideales comunes y un creciente intercambio de vida. De esta manera, cada matrimonio tendrá el apoyo indispensable para la construcción de su propia familia, el surgimiento de la pequeña iglesia doméstica, el desarrollo de su potencial apostólico personal y conyugal. El santuario hogar, un lugar de oración dedicado a María, es el centro espiritual de los hogares.

Perfil: El perfil del matrimonio que se integra a la Federación, reúne ciertos rasgos que deben existir al menos como predisposición y anhelo desde el inicio, para alcanzar su desarrollo pleno a través del proceso educativo y de maduración vital. Estos rasgos se resumen en cuatro capacidades básicas: aptitud comunitaria, disposición apostólica, aspiración a la santidad, equilibrio personal y matrimonial.

Sede internacional: La sede jurídica de la “Federación Apostólica de Familias Internacional de Schoenstatt” es en Schoenstatt, Alemania, con domicilio en Josef Kentenich-Hof.